jueves, 12 de enero de 2017

Seitán



Buenas!! Feliz año!! Y con el año nuevo vuelvo con recetas nuevas!

Hoy vengo con un básico, seitán, lo conocéis? Seguro que sí, se suele usar a modo de "carne" pero siendo vegetal, claro! Su ingrediente principal es el gluten de trigo, que es la proteína del trigo, lo podéis encontrar en los supermercados grandes, tiendas especializadas y herboristerías.
El seitán es un producto que en supermercados es un poco caro pero que es muy versátil para preparar platos o simplemente hacerlo a la plancha.

Si no has usado nunca el gluten da un poco de miedito... Pero esta receta resulta muy fácil de preparar
y una vez que le pilléis el punto veréis como le sacáis mucho partido.  Además haciéndolo en casa nos podemos ahorrar mucho dinero y lo podemos preparar como más nos guste, más especiado, menos salado... Casero y a nuestro gusto, mejor imposible!

Estas navidades me fui a casa de mi cuñada porque quería aprender a preparar seitán y choriveganos (nueva receta mejorada is coming!!), nos pusimos en modo taller y le encantó, tanto por lo fácil que se prepara como por el resultado.

Viva el seitán!!

Seitán o carne vegetal

         (6 personas)
  • 2 tazas de gluten de trigo
  • 4 cucharadas de levadura de cerveza desamargada o nutricional
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de sazonador barbacoa o para carne*
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 1 cucharada de humo líquido (opcional)
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 200 ml de agua
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Para cocer: 1 litro de caldo de verduras y 1 litro de agua.
  •  


  
En un bol mezcla los ingredientes sólidos: el gluten, la levadura nutricional, el ajo el polvo, la cebolla en polvo, el sazonador y la pimienta molida, remueve bien con una cuchara para que se mezclen bien.

Importante!! En el momento en el que el gluten se moja coge consistencia así que asegúrate de mezclar bien los ingredientes sólidos.

En otro bol mezcla los ingredientes líquidos: el caldo de verduras, el agua, el humo líquido y la salsa de soja.

El humo líquido no es imprescindible pero le da un toque muy bueno 👌.

Echa los ingredientes líquidos en el bol de los sólidos y amasa durante unos 5 minutos. El tiempo de amasado es muy importante, es lo que consigue que después tengamos un seitán que no sea gomoso.

Si tienes un robot de cocina o Thermomix, puedes hacer el amasado en ellos, escogiendo los programas de amasado de pan.

En una olla grande incorpora el agua y el caldo de verduras para cocer.

Mientras calienta la olla, coge la masa de seitán, divídela en 3 porciones y dale un poco de forma, redonda u ovalada, como prefieras.

Ahora tienes varias opciones:

- Puedes echar directamente las bolas a cocer y obtendrás un seitán esponjoso, que aumentará su tamaño considerablemente. Este tipo de seitán es el que mejor absorberá los sabores, por ejemplo, para un guiso.

- Puedes envolverlas en papel de film apto para microondas como hacemos con los choriveganos, apretando bien el seitán y conseguirás un seitán "prieto" o dejándole un poco de holgura para que crezca, y quedará uno intermedio.

El de la foto es el "prieto" a mí personalmente es el que más me gusta, porque le tengo manía a la textura del esponjoso pero eso es preferencia personal.

Cuando el caldo empiece a hervir incorpora las bolas de seitán y deja que cuezan 40 minutos, sácalas del caldo y déjalas enfriar. No te pases de tiempo que si no te quedará un seitán correoso.

Puedes usar el caldo de cocer para hacer sopa, cocer pasta, arroz... 

Las puedes comer en el momento, mi forma favorita es en lonchas con ajo en polvo, pimienta molida y perejil, y dorarlas en la plancha. 

Puedes guardarlo en la nevera una semana o congelarlas.


*Nota sobre los ingredientes:
 Escoge una buena mezcla de especias, que no lleve ni glutamato ni que el primer ingrediente sea sal, si no quedará un seitán muy salado.



Como os comento en la receta a la plancha queda muy bien pero también queda también muy bien en salsa preparada con un poco de caldo de verduras, vino blanco, humo líquido y maicena o almidón de maíz para espesar. Simple y delicioso!


Por eso os comento que es muy versátil porque puedes prepararlo como más te apetezca.

Veréis como se va a convertir en un básico en vuestra casa!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario